Temas

Diferencias entre una demolición y un derribo

08/11/2021 · Terrenos

Para que algo nuevo resurja en una construcción a veces es necesario echar abajo las edificaciones previas. En Hermanos Otero llevamos años trabajando en todo tipo de obras y construcciones y en parte de nuestros trabajos hemos tenido que arrancar con una demolición o un derribo previos.

Hoy vamos a explicar en qué se diferencian estos dos conceptos que parecen similares entre sí, pero que no son ni mucho menos sinónimos.

Derribos

La definición que la RAE da al verbo derribar es, en una de sus acepciones, “Arruinar, echar a tierra muros o edificios”. Es decir que en un derribo lo que se hace es acabar con algo que previamente estaba construido, en cierto modo es lo contrario al proceso de construcción.

En Hermanos Otero empleamos diferentes técnicas de derribo, siempre siguiendo la normativa legal y de seguridad para hacerlo de forma ordenada y segura tanto para el personal humano como para los recursos materiales y el entorno que rodea a la construcción a derribar. Hay derribos sencillos que se pueden ejecutar por una o dos personas y apenas sin uso de maquinaria, caso por ejemplo de una pared, otros requieren de maquinaria pesada más compleja para hacerlo de manera correcta.

Demolición

El proceso de demolición amplía en grado de actuación a lo que se hace en un derribo, pues requiere de retirar o deshacer todo lo que se ha derribado previamente. Es decir, que los trabajos de demolición suman al derribo las tareas de gestión de residuos, que deben ser tratados, transportados y gestionados de una manera correcta.

El exponente ambiental puede tener también implicaciones en la fase de demolición, pues parte de esos residuos que van a ser eliminados y gestionados pueden ser reciclados para darles una segunda vida o, en todo caso, para ser tratados conforme a las directrices legales si se trata de elementos que puedan resultar altamente contaminantes.

Podemos declarar, por lo tanto, que los actos de derribar y demoler son dos cosas diferentes que se complementan entre sí y que pueden realizarse de forma independiente la una de la otra. Puedes derribar un muro sin demolerlo y puedes también demoler estructuras que ya estén en ruinas o se hayan caído por causas naturales o maquinaria que ya no se va a usar como hacen en un desguace. Lo que es inequívoco es que, en un trabajo en dos fases, primero se hace el derribo y después la demolición.

En Hermanos Otero somos una empresa autorizada como Xestor de Residuos no peligrosos en planta móvil, inscrita en el Registro General de Productores y Gestores de Residuos de Galicia con el número SC-I-NP-P-00045. Esto nos convierte en profesionales capaces de ejecutar todo tipo de demoliciones por capacidad, licencia y también por los recursos humanos y materiales con los que contamos gracias a un amplio parque de maquinaria. Contacte con nosotros si necesita derribar total o parcialmente una propiedad y cuente con profesionales capaces y con años de experiencia en derribos, demoliciones, excavaciones y movimientos de tierras.

¡Compártelo!